Presentación

Amantes de mundos fantásticos, bisoños aventureros en busca de tesoros, criaturas de la noche, princesas estudiantiles y fanáticos de cachas de postín, ¡sed bienvenidos!. Invitados quedáis a rebuscar en mi colección de VHS, acomodar vuestras posaderas en una mullida butaca, darle al play, y disfrutar de lo bueno, lo malo y lo peor que dio una década.

ADVERTENCIA: Aquí no se escribe crítica cinematográfica (ni se pretende). Las reseñas son altamente subjetivas y el único objetivo es aprender y disfrutar del cine y, por supuesto, de vuestros comentarios.

El guerrero americano


El guerrero americano (1985). Dirigida por Sam Firstenberg

Hola amigos. Algunos aprovechamos nuestro breve periodo de descanso estival para castigar a nuestras neuronas con un proceso sistemático de encharcación etílica. Luego , claro está , el de por sí escaso ingenio del que estamos dotados se brutaliza hasta el extremo de someter al personal con películas de la Cannon ; véase "Yo soy la justicia" , "El exterminador" o este "Guerrero Americano".
Por otra parte , estoy convencido que muchos me daréis la razón al afirmar que un día de resaca cojonuda no es el más propicio para tratar de elucidar los ajustes y desbarajustes de un Lynch o un Egoyan , tampoco , creo yo que se debe desvirtuar la majestuosidad de películas de tan alta relevancia como "El último" de Murnau , o "Avaricia" de Stronheim , por poner algunos ejemplos, encontrándonos en un estado psíquico lamentable. Más bien tenemos la obligación moral de esperar a que los efluvios alcohólicos se dispersen y podamos disfrutar plenamente de la sucesión de secuencias planteadas por los verdaderos maestros. Pero , y he ahí la cuestión amigos míos , la magia del cine hace posible que incluso en los días que no seamos capaces de pelar un plátano podamos , sin embargo , tirar de VHS y lobotomizar aún más nuestro pobre cerebro con películas de casquería y artes marciales. Lo peor de todo es que , encima , disfrutamos como enanos.
Y no es que tenga nada contra este género , al menos huye de la pretenciosidad y nos muestra lo que predica , pero como en todo cabe distinguir una diferencia entre lo bueno(dentro de sus límites) y lo malo. Las buenas películas de artes marciales , simplemente destacan por su mayor espectacularidad y precisas coreografías de combate. Las malas destacan por lo contrario ; cutrez técnica , pocos medios, y unas escenas de acción que no se las cree ni su padre. Refiriéndonos al "Guerrero americano" , sin duda , nos hallamos ante un productos inmerso en el segundo tipo. Más mala que el hambre y menos creíble que Dudikoff haciendo de protagonista experto en el arte ninja, El guerero americano , supuso no obstante , una película que sacabas hasta cinco veces del videoclub cuando eras un chavalete. Flipabas en colores cual calidoscopio poli cromático cuando aparecían ninjas rojos , negros , azules (¿me habrán echado un tripi a la bebida?) y les veías utilizar un mogollonazo de armas extrañísimas para cumplir su cometido de asesinos a sueldo. Su repercusión social fue tal que en cualquier carnaval de pueblo el disfraz predilecto de los más jovenzuelos , fue durante una buena temporada , nada más y nada menos el de ninja. Personalmente la moda ninja no trastocó en absoluto mi trasnochada forma de vestir , aún así , como de chiquillo tenía ciertos toques de repelente niño Vicente , me dio por gastar mi ahorrillos en multitud de material gráfico sobre los ninjas y su entorno. Así , casualidades de la vida , nombres como Shuko , Kaginawa , Ashiko o Tetsubishi , eran tan familiares para mí como los de Manjarín o Luís Enrique para mis congéneres. La conclusión , oh seres atormentados por mi prosa fatua , es que "El guerrero americano" podrá ser una auténtica mierda , pese a ello cumplió una labor social de lo más importante; promocionó el deporte y la vida sana (¿quién no se apuntó a Karate o a Judo por que quería ser un guerrero implacable?) , publicitó la cultura oriental tan por aquel entonces desconocida , y paradigmáticamente , cumplió la labor de darse a conocer de forma masiva. ¿Cuántas buenas películas pueden decir eso?. Y esto es todo amigos , les dejo que me voy a por otro güisqui, eso sí , marca Dyc , que los Cardhus de ayer me dejaron sin blanca. Si es que lo malo , en ocasiones , también tienen su encanto.

12 comentarios:

Mónica. dijo...

Hola, me encanta el cine como a tí.
Hacé algún comentario de alguna película romántica de los 80 o algún policial.
Vuelvo a visitarte. Muy bueno el blog y también es bueno recordar estas películas de los 80 que ya vas a ver que en algún momento las vuelven a hacer.
Saludos

Herman Monster dijo...

Hola. Muy amable tu comentario Mónica. Acepto tus sugerencias.

Un saludo

Rodi dijo...

Sabía que tarde o temprano hablarías de "El guerrero americano". Buff que recuerdos con las pelis de ninjas, me lo pasaba pipa. Todo se lo debemos a la Cannon.

Supongo que también hablarás de la segunda parte, de la que siempre recuerdo los gadgets que utilizaban los ninjas.

Saludos y me alegro de que ya estés de regreso.

Herman Monster dijo...

Gracias Rodi. Sí , habla´re de la segunda parte seguro.

Un saludo

Azid Phreak dijo...

Madre mía, que topicazo las pelis de ninjas de los 80. Esta es una de ellas pero también recuerdo la cachonda Enter the Ninja con Franco Nero, Justicia Ciega con Rutger Hauer y la más mítica Pray for Death (traducida como Indestructible en España).

Siempre quise tener esas malditas bolitas de humo para desaparecer. Eso si, ¿quien no ha tenido un Shuriken en casa?

Herman Monster dijo...

JAJA. Ya te digo , lo del shuriken era mítico , recuerdo que muchos puestos de las ferias estaban plagados de ellos.

Saludos

gatute dijo...

Enhorabuena de nuevo por tu blog.

A mí también me dió una época por las pelis de Ninjas, y claro esta era un referente junto a Karate Kid (aunque este no era muy ninja)y la revista Dojo, con sus estrellas ninjas que el protagonista pillaba al vuelo, con esas cortinas de humo y con ese entrenamiento filosófico vital en la vida de todo personaje ninja.

Recuerdo que a todos los amiguetes nos dió por hacernos nunchakos con unos palos y unas cadenas, arcos con una rama flexible y cordón elastico (y las flechas con ramas y la punta una chapa doblada)y ponernos la camisa cubriendonos como los ninjas.

Menos mal que cambiamos de Hobby, porque no le veo mucho futuro a ser ninja

Un saludo

Tarquin Winot dijo...

Me pillas en fuera de juego. No conocía esta película, pero es bueno volver a verte dándole a las teclas. Cuidadín con el Cardhu o tendrás que pedir auménto de límite en la Visa.

Manuel Carlos dijo...

¿Pero y los nunchakos? No lo podemos negar. Lo ninja atrae jeje.
Una peli mítica.

pol dijo...

hola!! gran comentario de gran pelicula sigue asi..
me gustaria saber de una peli de los 80 tambien que trataba de 12 invitados a un castillo y los iban matando uno tras otro o algo asi y de una serie o peli no estoy seguro de los 80 tambien que trataba de monstruo en un pozo tapado con una alfombra que al subirlo atacaba y mataba... si puedes, sabes o quieres ayudarme te lo agradeceria mucho...... gracias

Marchelo dijo...

Buenas!

justo hoy he comentado esta película en mi blog de cine, www.marcheloswei.blogspot.com. está en catalán pero puede traducirse con el traductor que encontrarás en la columna izquierda del bloc.

he creado un debate: ¿por qué El guerrero americano es una película de obligada revisión? Estás invitado a participar!!

enhorabuena por tu blog, ahora mismo me pongo a bucear en él!

Saludos!

Anónimo dijo...

Este tipo no sabe nada de cine,el cual es la fascinación de divertir sin comparar la realidad con ella,por lo menos el ninja americano,que de todos modos,ni aun un japonés vestido como tal es creible si no se acompaña con la fantasía y el acomodo de los efectos cinematográficos,después de todo,ver una película es pasar un rato pensando en los problemas de otros olvidando los suyos,esa es la esencia,el resto es bla bla bla...vale.