Presentación

Amantes de mundos fantásticos, bisoños aventureros en busca de tesoros, criaturas de la noche, princesas estudiantiles y fanáticos de cachas de postín, ¡sed bienvenidos!. Invitados quedáis a rebuscar en mi colección de VHS, acomodar vuestras posaderas en una mullida butaca, darle al play, y disfrutar de lo bueno, lo malo y lo peor que dio una década.

ADVERTENCIA: Aquí no se escribe crítica cinematográfica (ni se pretende). Las reseñas son altamente subjetivas y el único objetivo es aprender y disfrutar del cine y, por supuesto, de vosotros.

La divertida noche de los zombies ( 1988, Ken Wiederhorn ) Return of the Living Dead Part II



 Tengo un presentimiento. Es como si ya hubiésemos estado aquí antes.


 Continuamos con la incursión en el subgénero de la comedia de zombis que habíamos realizado en la entrada El regreso de los muertos vivientes. Y qué mejor película para seguir por esos derroteros que su secuela, aunque sea (como casi todas las segundas partes) menor. El éxito de la película de O' Bannon provocó un lógico interés por continuar explotando un filón que se prolongó hasta en cuatro ocasiones. La que nos ocupa bien puede disfrutarse en cualquier ratillo en que uno tenga ganas de una película ligera y de cachondeo que, aunque no puede compararse con la original en cuanto a calidad, al menos da el pego y divierte. 


 Los famosos barriles repletos del gas Trioxin  vuelven a  estar en poder del ejército, pero la dicha no durará. Un barril cae de un camión que los transporta y termina en un desagüe próximo a un cementerio. Ahora son unos niños un poco capullos los que liberarán el gas e inicien el despiporre. Para nuestra sorpresa, los amigos Frank (James Karen) y Freddy (Thom Mathews), repiten aunque ahora se llamen Ed y Joey y y hayan cambiado del gremio médico al de profanadores de tumbas. Tal y como ocurrió en la primera parte, serán los primeros en atestiguar el regreso a la vida de los muertos. Jesse, un niño que había sido encerrado en la cripta del cementerio por los dos niños capullos que liberaron el gas, logra escapar y refugiarse en su casa junto a su hermana Lucy y Tom (Dana Ashbrook, conocido por su papel de Bobby Briggs en Twin Peaks), el chico del cable. A ellos no tardarán en unírseles Ed, Joey y Brenda (la novia de Joey) que resisten en la casa los ataques de los zombis que han ocupado una ciudad también sitiada por el ejército.
Los dos grupos terminan por separarse y volvemos a asistir a la conversión en muertos vivientes de Ed y Joey mientras que Jesse, Lucy y Tom huyen con un doctor Mandel que recuerda mucho a Ernie, el embalsamador de El regreso de los muertos vivientes. Al final son éstos los que descubren que por medio de la electricidad se puede acabar con los zombis, así que los atraen hasta una central eléctrica donde tratarán de eliminarlos.


Todo esto es contado de un modo todavía más desenfadado y ligero que la primera parte, no en vano, su director, Ken Wiederhorn, es conocido por películas como Desmadre en la universidad (1979) o Los albóndigas atacan de nuevo (1984). El humor aquí es mucho más acentuado y las partes escabrosas son suavizadas para que tengan cabida en un público más amplio - de hecho, yo creo que la inclusión de varios de sus protagonistas adolescentes tiene mucho que ver con esto -. Casi podría considerarse una parodia de la película de O’Bannon primando un humor negro que pueda ser digerido por todos los públicos: gran ejemplo de esto es ese desfase final en el que uno de los zombis electrocutados se parece y se mueve como Michael Jackson. Y si El regreso de los muertos vivientes nos mostraba a unos zombis sustancialmente distintos a los de La noche de los muertos vivientes, en La divertida noche de los muertos vivientes también se nos presentan algunas novedades: parecen más lentos, sumamente débiles a los golpes y les encanta la televisión; también podemos ver a Billy, como niño zombi.

Su presupuesto fue de unos seis millones de dólares y la recaudación superó los nueve. Un margen de beneficio suficiente como para afrontar una tercera parte dirigida por Brian Yuzna y que estaría más centrada en el terror.

GERMÁN FERNÁNDEZ JAMBRINA

 
 Ficha técnica y artística

 TRAILER


1 comentario:

Zombies dijo...

Esta peli vista de pequeño, acongoja, acongoja mucho. Luego revisada de mayor, en mi caso particular, pierde un poco, sobre todo al lado de la primera, que para mi es la mejor de la saga: Zombies punk, genial banda sonora y un final casi apocaliptico. La 3, Mortal Zombie, es curiosa, una especie de Romeo y Julieta con muertos vivientes. Pero las siguientes... niños pijos zombies...que si Chernobil...
Que no, que no! Para eso mejor: Los diarios de los muertos, de Romero. Al menos es divertida.
Saludos