Presentación

Amantes de mundos fantásticos, bisoños aventureros en busca de tesoros, criaturas de la noche, princesas estudiantiles y fanáticos de cachas de postín, ¡sed bienvenidos!. Invitados quedáis a rebuscar en mi colección de VHS, acomodar vuestras posaderas en una mullida butaca, darle al play, y disfrutar de lo bueno, lo malo y lo peor que dio una década.

ADVERTENCIA: Aquí no se escribe crítica cinematográfica (ni se pretende). Las reseñas son altamente subjetivas y el único objetivo es aprender y disfrutar del cine y, por supuesto, de vosotros.

Viernes 13 (1980, Sean Cunningham) Friday the 13th


Varios jóvenes pasan sus vacaciones en un campamento de verano, reabierto recientemente, y en el que unos años antes murió un joven ahogado en el lago. En poco tiempo, algunos de ellos son encontrados sin vida. (http://www.filmaffinity.com/es/film265349.html)


¡Nunca volverás , chica! ¡Crystal Lake está maldito!


Viernes 13 supone el inicio de una de las sagas de terror más influyentes y conocidas de todos los tiempos. No sólo resultó un éxito comercial asombroso (60 millones de recaudación con medio millón de presupuesto) , sino que es piedra angular del subgénero slasher y  creó a uno de los iconos del cine de terror  más conocidos: Jason Voorhees. La paradoja es que el gigantón asesino de la máscara de hockey y el machete ni siquiera aparece en esta entrega ... pero esa, esa es otra historia ...

Tanto Sean Cunningham (productor y director) como Victor Miller (guionista) encontraron la inspiración en el Halloween (1979) de John Carpenter . Curiosamente, ambos venían de un mundo muy distino al del terror. Si bien Cunningham había producido La última casa a la izquierda (1972,  Wes Craven) y dirigido conjuntamente Case of the Full Moon Murders (1974), su filmografía hasta entonces estaba centrada en el cine familiar. Victor Miller, por su parte , era conocido por sus guiones televisivos de culebrones. Pero en 1979 el fenómeno Halloween sacudió al mundo. ¿Cómo era posible que una película independiente de terror recaudase más de 47 millones con un presupuesto de 300.000? Cunningham tenía claro que quería lograr algo así y aprovechó la estela Halloween para dar rienda suelta a su proyecto.Fue tal la confianza depositada que sólo con el título en mente y sin guión terminado anunció la película en la revista Variey : un título de grandes letras rompiendo un espejo y presentándose como la película más terrorífica de todos los tiempos (¡ole tus huevos, Cunningham!). Miller también lo tuvo claro, y consciente de que la película de Carpenter había asentado las reglas de un nuevo subgénero las siguió a rajatabla para escribir el guión. Tres aspectos fundamentales tomó Miller de Halloween: algo maligno ha ocurrido en el pasado, protagonistas adolescentes se enfrentan a algo terrible sin ayuda de adultos, y si mantienes relaciones sexuales mueres. 


Viernes 13 se rodó en  el campamento de Boy Scouts de Blairstown, New Jersey,  y el rodaje duró cuatro desapacibles semanas a causa del frío y la humedad. El elenco de actores principales está formado por jóvenes de menos de veintidos años de los que se buscaba un físico atractivo y que supieran decir sus frases de manera aceptable. Entre ellos destaca la presencia de Kevin Bacon y de Harry Crosby (hijo de Bing Crosby). Betsy Palmer encarnó a la madre de Jason y aceptó el papel únicamente porque necesitaba dinero para poder cambiar el coche.  Aún así se lo tomó bastante en serio y en la escena de la pelea con Alice (Adrienne King) parece ser que se le escapó algún golpe real. 


Sabemos de antemano que la desgracia se cernirá sobre los pobres campistas al advertirles diversos lugareños de la condición maldita de Crystal Lake; la muerte del pequeño Jason ahogado , un incendio y dos asesinatos cometidos en 1958 (de los que somos testigos al inicio de la película) nos ponen alerta. Pronto somos conscientes de la presencia de un asesino, que , aunque no se muestra físicamente hasta el tramo final, se nos manifiesta acechante entre los árboles o cualquier rincón del campamento , viendo a través de sus ojos por medio de una cámara subjetiva- este punto de vista, el del asesino, cuyo máximo exponente es la magistral secuencia inicial de Halloween (sí, otra vez), sería imitado en el subgénero slasher hasta la saciedad-  Muy importante para acentuar el suspense es el ritmo pausado, incluso con algún momento de humor,  que precede a unas muertes, a cada cual más truculenta, materializadas con maestría por el genial Tom Savini. Míticos son los momentos del hachazo en la cara o la muerte de Bacon por una flecha que atraviesa su garganta :el primer efecto se logró pegando un hacha de gomaespuma a la cara de la actriz, el segundo con un torso de plástico atravesado por un tubo y sangre de cordero; sangre que el propio Savini degustó al no funcionar la bomba y tener él mismo que soplar a través del tubo (¡todo por el arte!). 



Otro gran acierto , y que contribuye en demasía a crear una atmósfera de tensión constante, es la música compuesta por Harry Manfredini. Cuando nos introducimos en el asesino el omnipresente leit motiv crispa los nervios del espectador. Es curioso como Manfredini compuso este tema. Al parecer, se le ocurrió al ver el primer plano de la boca de Betsy Palmer pronunciando la frase: Kill her Mommy (mátala, mamá) . El músico utilizó las dos primeras letras de kill (ki) y de mommy (ma). Así , experimentando con un artilugio llamado Ecoflex (aparato de reverberación), logró que la cadencia silábica "ki ki ki , ma ma ma" se superpusiese a la inquietante música. La composición que acompaña a las muertes es, sin embargo, más frenética y recuerda a la empleada en la clásica escena de la ducha de Psicosis (1960, Alfred Hitchcok). Pero para lograr un verdadero impacto , y en busca de sorprender al espectador y acentuar los golpes de terror, Manfredini suprimió la música a propósito en diversas escenas. 

La guinda del pastel es ese final en el que el pequeño Jason emerge del agua y vuelca  la barca en la que escapó Alice. A esta sorpresa contribuye , otra vez, la melodramática música de Manfredini que no augura nada que no sea un final feliz, pero que vuelve a ser rota por otra frenética y desquiciada al tiempo que nuestro psycho killer preferido hace acto de presencia de forma abrupta e inesperada. También el magnífico maquillaje de Savini hace de las suyas dándole un aspecto repulsivo y horripilante. La idea - he leído que fue cosa de Savini, aunque también que fue del propio Miller - surgió de las mismísimas entrañas del final de Carrie de Brian de Palma.  
Esta escena final fue lo que convenció a Paramount para comprar la película y distribuirla en América (la Warner haría lo propio en el extranjero). La acogida en su estreno fue espectacular. El hecho de tener distribución nacional, cosa que nunca había ocurrido con una película independiente, ayudó mucho, pero lo que realmente la catapultó fue que la gente disfrutaba en el cine asustándose y gritando, lo que potenció el efecto boca a boca y culminó en todo un fenómeno social.


Las críticas, sin embargo, fueron muy malas. No se entendía cómo una película de estas características se había convertido en todo un éxito. Cosa que , personalmente, me importa un huevo. Porque vista hoy, Viernes 13, puede parecer desfasada , pero lo realmente importante es que constituye una de las piedras angulares del terror moderno.

GERMÁN FERNÁNDEZ JAMBRINA


TRAILER

4 comentarios:

Edu Wallace dijo...

Curiosamente, la vi hace dos días y me pareció un poco ñordo aunque respeto la saga y la historia que rodea la película es fascinante. Lo que pasa que ha envejecido fatal y pongamos que de 10 muertes sólo vemos 3 asesinatos. El resto, la "prota" ya se los encuentra muertos supongo que esto es por temas de pasta. Por ejemplo, la Matanza de Texas que es del 1974 la veo mucho más truculenta, más trabajada y con más tensión pero esto es mi humilde opinión.

Supongo que en sus secuelas y ya conociendo a Jason con su máscara, la saga ganará puntos. Tendría que verlas pero hay 40.000 XD. Un saludo y buen verano!

Herman Master dijo...

Hola, Edu. Para mí lo interesante de Viernes 13 es lo que supuso (para bien o para mal) para el cine de terror. Claro que ha perdido mucho con el tiempo, pero resulta interesante y curioso verla con la perspectiva actual. Tengo pensado comentar toda la saga de los ochenta, alguna parte es disfrutable.

Un saludo.

carrido dijo...

Es curioso que siempre se diga y se acentué que la inspiración/influencia vino de la peli de John Carpenter "Halloween".Ciertemente si que tuvo que ver...pero la gran influencia cinematograficamente hablando fue la del gran maestro Italiano Mario Bava con su estupendo Giallo Bahia de Sangre (1971).Ya que la peli de Sean Cunningham en ningún momento muestra al asesino (solo al final).Igual que cualquier Giallo Italiano de los años 70!!!.

Germán Fernández dijo...

Hola. Es el propio Cunningham quien reconoce la inspiración de Halloween en una entrevista ...