Presentación

Amantes de mundos fantásticos, bisoños aventureros en busca de tesoros, criaturas de la noche, princesas estudiantiles y fanáticos de cachas de postín, ¡sed bienvenidos!. Invitados quedáis a rebuscar en mi colección de VHS, acomodar vuestras posaderas en una mullida butaca, darle al play, y disfrutar de lo bueno, lo malo y lo peor que dio una década.

ADVERTENCIA: Aquí no se escribe crítica cinematográfica (ni se pretende). Las reseñas son altamente subjetivas y el único objetivo es aprender y disfrutar del cine y, por supuesto, de vosotros.

Footloose (1984, Herbert Ross) Footloose


Y fue el rey David, sobre el que leemos en el libro de Samuel : ¿y qué hizo David? David bailó delante del señor con todas sus fuerzas, saltando y bailando delante del señor. ¡Saltando y bailando!


Y el Eclesiastés nos asegura que todo cuanto se hace bajo el sol tiene su tiempo: tiempo de llorar y tiempo de reír; tiempo de lamentarse y también tiempo de danzar.



Tras unos créditos iniciales en los que vemos unos pinreles bailando al ritmo de la marchosa canción que da nombre a la película (Footloose , Kenny Loggins, la cual se repetirá varias veces durante el largometraje) viajamos a un remoto pueblo de la américa profunda para escuchar un sermón del reverendo Shaw Moore (el polifacético John Lithgow) en el que se condena al infierno a la literatura obscena, a la música rock... y al baile, una actividad que , de hecho, está legalmente prohibida. Un cambio de registro que nos sintetiza de forma clamorosa las dos posturas que colisionarán como motor propulsor de la acción: Ren (Kevin Bacon), joven forastero oriundo de Chicago, representa las "modernas" y disolutas costumbres de los jóvenes de la gran ciudad; el reverendo Moore y acólitos promulgan el estilo de vida tradicional y el respeto a las normas de la comunidad.
No se hará esperar el estallido que provoca la presencia de Ren, que como un huracán azota todo a su paso, no sólo porque resulta ser un excelente bailarín, sino porque removerá los cimientos de una moral anquilosada - que llega a mostrar el feroz rostro del fanatismo - al tiempo que inicia una relación sentimental con la temeraria hija del reverendo (Lori Singer)



Footloose funciona de maravilla como película juvenil al estilo de Dirty Dancing o Flash Dance, pero resulta más profunda al ahondar en ese conflicto generacional y cultural. No obstante, aparte de la seriedad de la trama, el espectador podrá disfrutar de escenas de baile espectaculares, peleas, romances y otras escenas emocionantes como el duelo de tractores o la de Ariel en equilibrio entre dos coches; todo ello sin desdeñar el humor y acompañado por una gran banda sonora encabezada por la ya nombrada Footloose de Kenny Loggins y Holding Out For a Hero de Bonnie Tyler, y que incluye temas de Sammy Hagar, Deniece Williams o Shalamar, entre otros. Todo rebosa de ese espíritu juvenil tan característico de los ochenta y del que mucho tiene que ver un joven elenco actoral que incluye a Kevin Bacon, Lori Singer, Chris Penn y Sarah Jessica Parker; jóvenes talentos que cohabitan con veteranos como John Lithgow, Dianne Wiest o Frances Lee McCain, muy bien dirigidos por Herbert Ross (Sueños de un seductor, El secreto de mi éxito, Magnolias de acero).

Un clásico ochentero juvenil que triunfó en taquilla recaudando más de ochenta millones de dólares y que no se libró del consabido remake en 2011.


GERMÁN FERNÁNDEZ JAMBRINA





TRAILER


VIDEOCLIP


No hay comentarios: