Presentación

Amantes de mundos fantásticos, bisoños aventureros en busca de tesoros, criaturas de la noche, princesas estudiantiles y fanáticos de cachas de postín, ¡sed bienvenidos!. Invitados quedáis a rebuscar en mi colección de VHS, acomodar vuestras posaderas en una mullida butaca, darle al play, y disfrutar de lo bueno, lo malo y lo peor que dio una década.

ADVERTENCIA: Aquí no se escribe crítica cinematográfica (ni se pretende). Las reseñas son altamente subjetivas y el único objetivo es aprender y disfrutar del cine y, por supuesto, de vosotros.

FREAKLAND FANZINE VOL.3


Hoy voy a comentar el Freakland Fanzine volumen 3, un número limitado a 200 ejemplares que ,en el momento en que leáis estas líneas, estarán prácticamente agotados (pero tranquilos, amigos, al final del comentario indico el enlace donde algunos afortunados podréis haceros con esta joyita).


Lo primero que llama la atención es su edición. La llamativa portada a cargo de Dani Nefasto nos muestra a Los cazafantasmas, Zoltar y a un "conejito" muy simpático (que todos recordaréis del episodio de Dante en la película de episodios En los límites de la realidad) que nos dan la bienvenida y adelantan algunos de los increíbles contenidos. En cuanto a la maquetación y diseño, a cargo de Luis Sendón, simplemente decir que es un trabajo totalmente profesional; a destacar la cantidad y la calidad de fotografías que acompañan el texto.. Con esto os aseguro una cosa: el Freakland Fanzine volumen 3 tiene más calidad material, siendo un fanzine – sobreentendiéndose un trabajo de gente "amateur" –, que muchas publicaciones profesionales, sólo hay que echarle un vistazo por encima para darse cuenta.




Ahora vamos con el contenido formado por doce artículos, dos entrevistas, un cómic y una sección del coleccionista. ¿Y qué es lo mejor de todo? ¡Pues que es 100% ochentero! Pero aún hay más, porque el fanzine viene acompañado de una reproducción exacta del ticket de la máquina de Zoltar ... ¡Sí! ¡La de Big (1988) en la que actúa Tom Hanks!


Por eso de que el burro delante, para que no se espante , decir que mi artículo sobre la franquicia Cazafantasmas son diez páginas en las que comento las dos películas, los videojuegos, cómics, series de televisión y merchandising surgido a raíz de la película, también me refiero a las noticias que corrían sobre la posible tercera parte (ahora un hecho) en el momento en que lo escribía. A los que conozcáis un poco este blog, añadir que va en el estilo detallado de los comentarios largos.

El fanzine se abre con un prólogo de Txema Gil en el que nos explica el origen del primer fanzine español, el Neutrón, fundado por su persona y anima a publicar contra viento y marea en papel. ¡Grande, Txema!

Continuamos con un pequeño homenaje por el equipo de Freakland a Rubén Higueras, un magnífico escritor, crítico cinematográfico y realizador audiovisual que cuenta en su haber con libros como Slasher films: Violencia carnal, Lucio Fulci: Epifanías del Horror o Guía para ver y analizar La matanza de Texas.


Ahora vamos con uno de los platos fuertes (en realidad, dos platos fuertes) a cargo del fundador del Freakland Fanzine, Robert Cata Ramos. El primero de ellos es el análisis de la película de episodios En los límites de la realidad (1983). Lo que vais a leer es un estudio pormenorizado de cada uno de los cuatros segmentos que componen la película y un extra que nos cuenta un desgraciado accidente ocurrido durante el rodaje. El segundo es ese cachondísimo viaje al universo de los salones recreativos que lleva por título "Esos maravillosos locales de perdición". Con su particular estilo, Robert nos relata cuales eran las máquinitas más codiciadas, que trucos había para sacar un crédito "por la jeta" y la estructura jerárquica establecida en torno a estas amadas maquinitas (desde el matón de turno, las pandillas, el "pringao" y el genio de los videojuegos); todo ello contado con mucho humor y sazonado con vivencias personales del propio Robert de cuando era un pequeñuelo. Genial.





En el resto de artículos , Cortocircuito, Aquarius, El aparecido, Tom Hanks, Ralph Macchio, Dudikoff y La granja maldita pululan como Pedro por su casa. Las entrevistas destacan por una exhaustividad que provocará el máximo disfrute al lector con las sabias palabras de dos grandes: el todoterreno Salvador Sainz, quien ha trabajado con gente de la talla de Narciso Ibáñez Serrador, Jacinto Molina o Juan Piquer Simón; y la mítica Caroline Munro, quien finiquitará esta sección con sus anécdotas y deleitará nuestros ojos con su belleza. En cuanto al cómic, obra de Jesús Javier Cagigos Huerta, decir que es un homenaje, tan original como gamberro, de muchos de los personajes ochenteros que poblaron nuestra infancia.

¡A qué esperáis para conseguir vuestro Freakland Fanzine Vol. 3!



Link de compra

http://www.freaklandshop.com/product.php?id_product=318

Risky Business (1983, Paul Brickman) Risky Business


Y es que, de vez en cuando, hay que saber decir: ¡Pero qué coño!


El poco fecundo escritor y director Paul Brickman debuta tras las cámaras con una historia de cosecha propia que resultó una de las películas más representativas del cine juvenil de los ochenta y la que dio comienzo a la exitosa carrera de Tom Cruise, quien despliega un carisma exultante en su primer papel protagonista y se merienda al resto del reparto; entre el que se encuentran actores como Joe Pantoliano, Richard Masur, Bronson Pinchot o Curtis Amnstrong. No es de extrañar que a partir de entonces le llovieran las ofertas y protagonizase decenas de títulos míticos como Top Gun, El color del dinero, Rain Man, Nacido el cuatro de Julio ...

Joel (Tom Cruise), un inseguro joven de clase acomodada que va a pasar solo en casa un fin de semana tras un viaje de sus padres, mediante forzosa intervención de su descarado amigo Miles (Curtis Amnstrong), conoce a Lana (Rebecca de Mornay), una prostituta con la que comenzará una relación que lo llevará por caminos inesperados y que cambiará su personalidad. Pero tras lo que podría haber sido una comedia romántica facilona, Risky Businees plantea temas tan importantes para los jóvenes como el tránsito a la vida adulta, el despertar sexual, el miedo al fracaso y la incertidumbre del futuro lanzando, a su vez, el mensaje de la reafirmación en las convicciónes propias para lograr lo que se quiere (defendiendo, como no, el espíritu capitalista y el "american way of life"). 


Mientras que la segunda mitad de la película deviene en una alocada comedia juvenil al uso - en lo referente a convertir la casa en un prostíbulo a raíz de un incidente con el coche de su padre, el conflicto con el chulo de Lana (Joe Pantoliano) y la lucha contra reloj para recuperar los muebles ante la inminente llegada de los padres de Joel - la primera resulta mucho más original por el tratamiento que le da su director Paul Brickman. En este aspecto es significativa la secuencia en la que, mediante el uso de cámara subjetiva y a través de los ojos de Joel, nos deja claro la asfixiante relación con sus padres (y la incomprensión existente entre ambas partes) simplemente viendo cómo los acompaña al aeropuerto. Otro aspecto a destacar son la incursión de tórridas escenas sexuales que tienen mucho más que ver con fantasías, propiamente dichas, debido al "score" onírico y atmosférico compuesto por el grupo (perteneciente a la escena "krautrock") Tangerine Dream y al contexto en el que se producen (las hojas de árbol que el viento introduce en casa al abrir la puerta, la escena del metro ...).

Pero si hay una escena que haya quedado para el recuerdo, y por la que mucha gente recuerda Risky Business, es la que nos muestra a un Tom Cruise desatado, tras haber quedado solo en casa, marcándose un bailecito a ritmo de "Old Time Rock and Roll" de Bob Seger; el resto de la banda sonora también es fantástica y podemos escuchar canciones de Bruce Sprinting, The Police, Talking Heads, Prince o Jeff Beck. Otro de los momento más memorables es cuando Joel le suelta la frase que cito al principio del comentario a Rutherford (Richard Masur), el encargado de seleccionar a los estudiantes de la universidad Pricenton, y que nos resume su radical transformación.


Risky Business supuso un éxito redondo al ser aclamada por la crítica y recaudando en taquilla más de 63 millones de dólares con un presupuesto de 6. 


TRAILER



El guerrero americano II (1987, Sam Firsterberg) American Ninja 2: The Confrontation





Joe Amstrong (Michael Dudikoff y Curtis Jackson (Steve James) son destinados a una isla del caribe para colaborar con el cuerpo de marines con el fin de averiguar el misterio que se esconde tras varias desapariciones de soldados. Como no podía ser de otra manera, la sombra ninja será la responsable y Joe y Curtis tendrán que desplegar todas sus habilidades en artes marciales para poner solución a tamaño desaguisado ...

Sam Firstenberg repite dirección en esta secuela de El guerrero americano (1985) producida por nuestros amados Golan Y Globus rodada en realidad en sudáfrica (no en el caribe). Ya desde el inicio suponemos que será mucho más cañera con esa música frenética de George S. Clinton (Salvaje Kid, La fuerza de la venganza) acompañando a una escena en la que tres motos queman el asfalto, y la verdad es que no nos equivocamos. El guerrero americano II: La confrontación supera a su precursora en acción y humor, cuando no en situaciones delirantes, por lo que me resulta también mucho más entretenida.

En cuanto a la acción es un hecho inequívoco que contiene mayor número de combates y más calidad en cuanto a coreografías. A este respecto cabe destacar las coreografías de Mike Stone, quien ya había coreografiado la primera y repetiría en la tercera y cuartas partes, pero que además, en este caso actúa como el malvado Tojo Ken. Ayudando a Stone, como asistente , trabajó Ed Anders (también trabajó de doble) , un nombre que puede no os suene de nada, pero cuyo currículum como doble quita el hipo con más de 241 trabajos entre películas y serie. Además, disfrutaremos de un Steve James que pega muchos más mamporros.



La parte divertida y delirante es omnipresente. Por ejemplo, los marines , para "ir de incógnito" , van vestidos con bermudas y camisas de colores y sólo se dedican a tomar el sol, beber y ligar con las lugareñas, además, sus desapariciones tienen lugar en el mismo bar sin que nadie repare de ello. Después, está esa mezcla delirante de pulp, serie b y ninjas en la que un científico es secuestrado para crear genéticamente a unos superninjas que salvaguarden el imperio de la droga del malo malísimo Leo (Gary Conway, también autor de la historia en la que se basa el guión). Por cierto, los superninjas tienen de súper lo que yo al ser apaleados sistemáticamente en cuanto pinta la ocasión y casi por cualquiera que se lo proponga.  



Como guinda al pastel de lo delirante, contamos con un detalle inexplicable y totalmente surrealista que desgrano en fotogramas a continuación ...

La secuencia es la siguiente: Amstrong y Jackson se presentan a su superior , éste les dice lo que tienen que hacer , los tío se piran y sansacabó. ¿Sencillo verdad? Pues lo sencillo en manos de la Cannon adquiere tintes sobrenaturales. Ahí va eso.

Amstrong y Jackson se presentan ante su superior


Fijaros bien en Amstrong. ¿Hasta aquí todo normal verdad? 



Nuestros héroes favoritos salen del despacho, pero ...


Sí , sí , aquí hay algo raro , porque ... ¿Quién cojones es este tío? 


Lo siento chaval , pero por mucho que disimules y mires hacia abajo no das el pego. Ahora que alguien me explique esta metamorfosis en su contexto. ¿Querrían dar a entender que Amstrong con sus superpoderes de ninja puede cual camaleón mimetizarse con el que le venga al pairo?. ¿Sería que a Dudikoff no le vino en gana terminar la escena y se fue a la playa a tomar unos martinis?Sea lo que fuere no se puede obviar lo impactante de la escena.

Pero cuando abren la puerta ...


Abracadabra pata de cabra , Amstrong resurge como el conejillo del sombrero, y para más sorpresa aparece el primero , cuando el orden que le correspondería sería el segundo (salía primero Jackson de la habitación como podéis comprobar en la fotografía anterior).

Y por cierto, en taquilla no le fue nada mal. ¡Recaudó cuatro millones en EEUU con un exiguo presupuesto de 350.000! Estos de la Cannon se las sabían todas ...


TRAILER


ENTRADAS RELACIONADAS

De pelo en pecho 2 (1987, Cristopher Leitch) Teen Wolf Too


De los productos surgidos a raíz del éxito de Teen Wolf (De pelo en pecho, 1985) , entre los que se encuentran una serie animada de 1986 y la serie exitosa serie de televisión estrenada en 2011, constituye esta secuela el más prescindible.

Y es que decir predecible es poca cosa cuando una ve que se limita a copiar punto por punto a su predecesora. En este caso Jason Bateman reemplaza a J. Fox como protagonista interpretando al primo lobuno de Scott (Todd Howard). El escenario cambia del instituto a la universidad, donde también se enamorará y sufrirá un cambio de personalidad a consecuencia de su transformación, y si el Scott licántropo era un prodigio del baloncesto, en este caso Todd será un campeón de boxeo. Por lo demás asistiremos a todo tipo de situaciones descabelladas incluyendo interpretar a Todd, en plena vorágine lobuna, el "Do you Love me?" de The Contours (aunque versioneado por Ragtime).

James Hampton (el padre de Scott y tío de Todd), en un pequeño papel, y Mark Holton (Chubby) son los únicos que repiten personaje. Por su parte, el entrenador Hitchcok y Stiles son interpretados esta vez por Paul Sand y Stuart Fratkin.

La recaudación alcanzó lo ocho millones con tres de presupuesto.


Apasionante.





ENTRADAS RELACIONADAS


TRAILER



De pelo en pecho (1985, Rod Daniel) Teen Wolf


Scott (Michael J.Fox) es un mediocre estudiante de instituto que juega en el peor equipo de baloncesto de la liga. En un momento dado, comienza a experimentar cambios físicos y perceptivos que afectan a su temperamento, pero lo que parecen ser cambios propios de la edad, son en realidad los primeros síntomas de su transformación en hombre lobo...


De pelo en pecho es una comedia juvenil con toques fantásticos que causó furor en el año de su estreno recaudando 80 millones de dólares con un exiguo presupuesto de 1 y medio. Pese a ser considerada como la primera película en tratar el tema de los lobos adolescentes, podemos señalar, sin embargo, a Yo fui un hombre lobo adolescente (1957) como la pionera, además, en 1981 Larry Cohen dirigió Full Moon Hight, pero De pelo en pecho es sin duda la más popular. La idea surgió del guionista Jeph Loeb (Comando, La ratera), fue dirigida por el recientemente fallecido Rod Daniel (De tal astilla tal palo, Superagente K-9, Beethoven 2) y está protagonizada por el archiconocido Michael J. Fox, quien aceptó el papel tras un parón en la serie Enredos de familia (1982-1989) debido al embarazo de Meredith Baxter-Birney. Fue a partir de este año cuando Fox comenzó a subir como la espuma, cosa que no es de extrañar al coincidir el estreno de Teen wolf y de Regreso al futuro (ambas en 1985). Aparte de su presencia rutilante, destacan las actuaciones de Jerry Levine (Stiles) y de Jay Tarses (el entrenador Finstock), ambos descacharrantes personajes, y del entrañable secundario James Hampton como el padre de Scott. 




El argumento, como muchas de esas desenfrenadas comedias juveniles ochenteras (¿no hace falta que os ponga ejemplos, verdad?), es completamente increíble, pero narrado con espontaneidad y naturalidad, y no tomándose a sí mismo muy en serio, por lo que resulta una película sin pretensión más que la de pasar un buen rato. Y es que nadie se puede creer que un hombre lobo adolescente reconvertido en estrella de baloncesto se ligue a la tía más buena del instituto y se vuelva tan popular que hasta se haya fabricado merchandising en torno a su figura . Pero vale, ¡eran los ochenta! Aún así, pone de relieve el arduo tránsito por el que tienen que pasar muchos adolescentes hasta alcanzar la madurez sexual acercándonos a temas como las primeras experiencias sexuales, el deseo por ser popular (tan de moda en los instis yanquis, y no sólo yanquis), los cambios hormonales y la lucha por ser el macho alfa de la manada . Temas trascendentales a parte, la película es puro cachondeo plagado de situaciones disparatadas, desde la cutre transformación a licántropo en mitad de un partido de baloncesto a "surfear" encima de una furgoneta a ritmo de "Surfing USA" de los Beach Boys.  

Debido a su éxito, Teen wolf dio lugar a una serie animada en 1986, una secuela en 1987 y a una serie de televisión en 2009.

TRAILER


Scanners (1981, David Cronenberg) Scanners


Los scanners son seres humanos con poderes mentales. Darryl Revok, el más poderoso y despiadado, es el jefe de un grupo que persigue el dominio de la humanidad. Cuando el doctor Paul Ruth descubre a un scanner llamado Cameron Vale, decide utilizarlo para acabar con el grupo. 


Scanners es la película más accesible (y rentable, tanto que daría lugar a una saga) de Cronenberg hasta el año de su estreno. Y es que lejos dejaba el contenido sexual de Shivers, Rabia o Cromosoma 3 como centro de su análisis y obsesiones. En su lugar, – aunque no deja de ser 100% Cronenberg – es una película mucho más convencional que fusiona el thriller, con el terror y la ciencia ficción, siendo la telepatía y la telekinesis los desencadenantes de otra de sus pesadillas. El guión lo escribió el propio Cronenberg basado ligeramente en Stereo (1969), uno de sus trabajos tempranos, y debido a que no estaba terminado al empezar el rodaje (por prisas de los productores), para el director fue un proceso de trabajo muy duro.

Dentro de la interesante propuesta de Cronenberg - donde apuesta por un terror metafísico (telekinesis y telepatía) alejado del terror físico que lo encumbró como el maestro fundador de "la nueva carne" (aunque repetiría la propuesta en La zona muerta) - destacan las actuaciones del siempre malo malísimo Michael Ironside como Darryl Revok y la de su némesis Cameron Vale (Steven Lack). Asimismo, el multipremiado David Shore (incluyendo tres Oscars por El señor de los anillos), y colaborador fijo de Croenenberg desde Cromosoma 3 (a excepción de La zona muerta), aporta una música tan dramática, trágica, intensa y grandilocuente como de costumbre. Pero no sólo la música es muy importante, también destacan mucho los efectos de sonido, sobre todo en lo referente a las escenas de las lecturas de pensamiento y en las de los "escaneados", donde por medio de voces distorsionadas y cacofonías, en el primer caso, y un pitido molesto y penetrante, en el segundo, se nos muestra de primera mano el sufrimiento que conllevan estas habilidades "scanners". 



En cuanto a la temática, Cronenberg repite puntos comunes con muchas de sus películas: experimentos científicos que se van de las manos, degeneración física y mental, mutaciones genéticas (el fármaco Ephemerol) científicos "locos", en este caso encarnado en el doctor Paul Ruth (Patrick McGoohan), un final impactante y un tratamiento de la violencia brutal. Respecto a este último punto hay que recordar la icónica imagen de la explosión de cabeza a cargo del supervisor de efectos especiales Dick Smith (El exorcista, Taxi Driver, El padrino y ganador de un Oscar por Amadeus) y de otro asiduo colaborador de Cronenberg, el ganador de un Oscar por el maquillaje de La Mosca, Stephan Dupuis.



TRAILER


El guerrero americano (1985, Sam Firstenberg) American Ninja


Joe Amstrong es un apocado y amnésico conductor de camiones del ejército americano destinado en Filipinas. Tras caer en una emboscada a manos de ninjas demostrará unas habilidades de combate que sorprenderán a todos. Junto a su compañero Jackson se verán envueltos en una trama que pondrá en peligro sus vidas mientras que Amnstrong descubrirá su pasado.


Después del tirón de la trilogía del ninja (La justicia del ninja, La venganza del ninja y Ninja 3: La dominación),cuyos comentarios podéis leer en el blog, Golan y Globus (los ínclitos fundadores de la Cannon) decidieron continuar con el mismo patrón en una nueva serie de películas protagonizadas por un occidental que conectase mejor con el público mayoritario. En un principio se pensó en Chuck Norris, pero Golan creía que estaba mayor y se descartó junto con Joseph Zito, quien iba a dirigir en principio. En su lugar, un desconocido Michael Dudikoff que no tenía ni idea de artes marciales (se nota poco, ¿eh?) fue elegido entre más de dos mil aspirantes por su parecido a James Dean mientras que Sam Firstenberg, quien había dirigido precisamente La venganza del ninja y Ninja 3: La dominación, se encargó de la dirección de una película que iba a llamarse American Warrior , pero que finalmente se tituló American Ninja.


El guerrero americano, vista hoy, es una película de ninjas bastante normalita (yo prefiero mil veces La venganza del ninja o el desfase total de Ninja 3: La dominación) en la que no hay nada que destaque sobremanera (las coreografías de Mike Stone no están mal), pero que, no obstante , cuando eras un chavalete la sacabas hasta cinco veces del videoclub. Y es que uno flipaba en colores cual calidoscopio policromático con los ninjas rojos , negros , azules y les veías utilizar un mogollonazo de armas extrañísimas en medio de parajes tan selváticos como exóticos. Además el Dudikoff, pese a que era soso e inútil total, tenía un no se qué misterioso que molaba (era amnésico y desconocía su pasado), y complementaba muy bien con el carismático Jackson (el difunto Steve James que coincidiría en otras ocasiones con Dudikoff), quien, por cierto, sí que sabía de verdad artes marciales. La cosa ya era la rehostia si a esto le sumabas un maestro oriental , una tía buenorra (Judie Aronson) que se enrrollaba con el Dudi y un malote ninja con el que sabías fijo que iba a haber un duelo final.



En taquilla fue un bombazo recaudando diez millones de dólares y otros 28 en alquiler de VHS, ¡con un millón de presupuesto! Claro está esto dio lugar a una saga de un total de cinco películas (comentaré aquí hasta la tercera). Imaginaros la repercusión social que en cualquier carnaval de pueblo el disfraz predilecto de los más jovenzuelos fue durante una buena temporada el de ninja. Personalmente, la moda ninja no trastocó en absoluto mi trasnochada forma de vestir , aún así , como de chiquillo tenía ciertos toques de repelente niño Vicente , me dio por gastar mi ahorrillos en multitud de material gráfico sobre los ninjas y su entorno. Así , casualidades de la vida , nombres como Shuko , Kaginawa , Ashiko o Tetsubishi , eran tan familiares para mí como los de Manjarín o Luís Enrique para mis congéneres.

La conclusión , ¡oh seres atormentados por mi prosa fatua! , es que El guerrero americano podrá ser una película justita , pero cumplió una labor social de lo más importante promocionando el deporte y la vida sana (¿quién no se apuntó a Karate o a Judo por que quería ser un guerrero implacable?) , publicitó la cultura oriental tan por aquel entonces desconocida y se dio a conocer de forma masiva. ¿Cuántas buenas películas pueden decir eso?.


 

TRAILER


ENTRADAS RELACIONADAS