Presentación

Amantes de mundos fantásticos, bisoños aventureros en busca de tesoros, criaturas de la noche, princesas estudiantiles y fanáticos de cachas de postín, ¡sed bienvenidos!. Invitados quedáis a rebuscar en nuestra colección de VHS, acomodar vuestras posaderas en una mullida butaca, darle al play, y disfrutar de lo bueno, lo malo y lo peor que dieron estas décadas.

ADVERTENCIA: Aquí no se escribe crítica cinematográfica (ni se pretende). Las reseñas son altamente subjetivas y el único objetivo es aprender y disfrutar del cine y, por supuesto, de vosotros.

NIGHTBREED (1990/CLIVE BARKER) RAZAS DE NOCHE


Por fin un héroe en la noche. Una sola frase para definir una película. Una película que ha envejecido de fábula con el paso de los años. Una fábula surgida de una de las mentes más brillantes de la literatura del terror. 
El británico Clive Barker, el padre cenobita, nos trae una de sus mejores historias, pasada por el filtro de sus propias manos y acompañado de uno de los directores (esta vez en el otro lado de la cámara)más perturbadores del cine, como David Cronenberg.
Acompañadme queridos y queridas ochenters, porque hoy nos adentraremos en Midia, la ciudad de Las Razas de noche.

UN POCO DE HISTORIA:
La novela Cabal, fue publicada por Clive Barker en 1988, sólo dos años antes del estreno de esta película.
En ella un joven tiene constantes pesadillas con una ciudad llamada Midian , donde habitan las denominadas "Razas de noche" y a donde tarde o temprano él acabará llegando. Mientras él tiene esas pesadillas, un asesino en serie anda suelto y todas las pistas llevan a nuestro protagonista.
Pues esa es la sinopsis de la película, exactamente la misma y eso es debido a que el propio autor de la novela, se hizo con el puesto de director para así moldear de la mejor manera, una de sus más brillantes obras.
El señor Clive Barker (Liverpool/1952) autor entre otras de Hellraisser y Candyman, fue el responsable de escribir la novela "Cabal"y tras su debut en la dirección con Hellraisser (también basada en una novela suya), decide repetir tras las cámaras y adaptar su propia obra.
Quien haya leído o visto las novelas y películas de Barker, observará que hay mundos ocultos y mucha, mucha sangre y vísceras. Bien, pues el escritor, es todo un temeroso de la sangre y de un modo u otro su intención al ponerla en sus obras, de una manera tan explícita y abundante, es según sus palabras, un modo de exorcisar los demonios de su interior y así tener mayor creatividad...lo que se habrá fumado en Penny Lane este hombre la verdad.


EL REPARTO : 
Para el papel de el héroe de la película , Boone, se eligió a Craig Sheffer , uno de aquellos guaperas de finales de los ochenta , que venía de darse a conocer en Una maravilla con clase de 1987 junto a Eric Stoltz y que encajaba a la perfección en el rol de , desquiciado por las pesadillas que le llevaban a Midian y que se convertiría en el héroe de las Razas. 
Para acompañarle como pareja en el papel de Lori, se eligió a Anne Bobby , que venía del taquillazo Nacido el 4 de Julio y que aquí bordaba el papel de novia desesperada por encontrar a su novio y que se convertiría en su mejor aliada.
Para rematar el trío principal, nos encontramos en el papel de, ojo, Philip K. Decker ( un pequeño homenaje al gran autor Philip K.Dick) al director David Cronenberg, quien aquí cumplió uno de sus sueños, el de ser un asesino enmascarado y que además en esta película tiene como objetivo el acabar con la ciudad de Midian .
Como añadidura, indicar que Neil Gaiman ( American Gods) y Craig Spector aparecen como extras en un momento de la película. Gaiman en la escena del hotel y Spector en la comisaría



MIDIAN:
Primero un poco de historia como culturilla.
Midian es según la Biblia, la tierra donde Moisés se exilió durante cuarenta días y donde se le apareció Jesús en forma de arbusto ardiendo, mandándole de vuelta a Egipto para liberar a los israelitas.
Tal es el lugar donde Clive Barker sitúa su historia, un lugar sobre el que Boone tiene pesadillas , pesadillas que le llaman para dirigirse hacia allí y de las que habla con su novia y con el doctor K.Decker, quien desde el principio de la película, ya vemos que algo no cuadra en él. 
Las pesadillas no sólo parecen referirse a a Midian, si no a terribles asesinatos, si bien esa parte en la película se pasa muy por encima. Esos asesinatos son cometidos por un hombre enmascarado, de quien presenciaremos su primer asesinato, con la marca de Barker en ella, es decir violencia explícita y muy sanguinolenta.
Ese asesinato es mostrado por el doctor a Boone, haciéndole creer que él es el responsable de ellos y para calmarlo, le da unas pastillas y la petición de que acuda a la policía en 24 horas.
Lo que le da son alucinógenos de caballo, que le envían al hospital y aquí todo empieza a cobrar sentido.

 
Aquí oye a un misterioso hombre, pedir que vengan a buscarle desde Midian...él no es el único conocedor de la legendaria ciudad entonces. Este hombre, le confunde con un enviado de Midian, le dice donde se haya  y para demostrar que es digno de ir allá y que lo lleve con él, hace lo que vemos en la foto...se despelleja vivo . Boone huye de pánico y ve al doctor K. y ahí se da cuenta de la trampa tendida por éste .
Al llegar a Midian, cae la noche y Boone, metido en ese cementerio sufre el ataque de una de los monstruos y justo al salir de allí para evitar ser devorado, se topa con el doctor ,acompañado de la policía, quienes engañados por éste le abaten a tiros dándolo por muerto.
Craso error, ya que al haber sido mordido, ha pasado a ser un miembro de Midian, con lo que revive y vuelve allí para ser un miembro de hecho , al ser aceptado por el Dios Baffumet.

En todo este tramo de la película Barker, viaja con maestría por el género slasher ( con el asesinato de la familia), el gore ( ese despellejamiento a carne viva en el hospital) y en cierto modo por el vampirismo (la bestia muerde a Boone y éste se convierte en miembro de las Razas), además de rodarlo todo sin freno, pero lo suficientemente claro para no liar al espectador. A parte hay que anotar un tanto al diseño de producción y al maquillaje realizado por Image Animation. Todo artesanal, decorados de cartón piedra muy realistas , salvo la llegada al cementerio que se ve que es una imagen pintada, pero es algo normal, si tenemos en cuenta que toda la parte de interiores se rodó en los estudios Pinewood de Inglaterra.

Hasta aquí llegaría la primera parte de la película. La segunda se inicia con la búsqueda de Lori de Boone , llegando a Midian por él y esa llegada será el desencadenante de la orgía de violencia, sangre y vísceras que más le gustan a Barker, no sin antes enseñarnos con lujo de detalles como es Midian.
Unas catacumbas llenas de mutantes , llevados casi al exterminio por los de raza pura de la superficie, mutantes deformes que pueden ser matados con la luz del sol, algunos o con armas de fuego, otros y separándoles la cabeza del cuerpo muchos de ellos.
Ojo a la transformación de humano a midiano de Boone, muy bien conseguida por los miembros de Image Animation y que en cierto punto recuerdan a Hidden.
El doctor K, no va a cejar en su empeño en detener a Boone y acabar con Midian, lo cuál nos va a llevar a dos escenas muy conseguidas: 
Una es la que acontece en el hotel, donde K, decapita al recepcionista y asesina a su compañera , haciendo creer que el asesino es Boone y otra en la cárcel cuando van a rescatar a Boone y el director se saca de la manga un homenaje a Tobe Hooper , concretamente a Lifeforce  (1985), cuando una Rachel desnuda, absorbe la energía vital del guardia.


Y llegamos a la orgía final:
Un montonazo de rednecks , acompañados de la policía, acuden en masa a destrozar Midian y masacrar a las criaturas que todo el mundo sabía que habitaban el cementerio, pero que nadie quería reconocer . Todo un asalto que nos deja sin aliento durante unos intensos veinte minutos en el que el colofón es, a parte de la explosión de todo el cementerio, con esa suelo abriéndose , es el duelo entre K y Boone donde se demuestra que Boone es el elegido, el Moisés que ha de llevar a un nuevo refugio a las Razas ( la analogía con los israelitas y Moisés y siendo Baffumet el Dios, es inevitable) y donde K es acuchillado ( como él hace con sus víctimas) y arrojado a las profundidades de Midian donde le deja por muerto ( como veremos al final y haciendo un homenaje a su película Videodrome (1983), el doctor K es revivido metiendo el fuego de Baffumet en su estómago)
Esta segunda parte puede tomarse por el lado religioso , como una lucha entre el bien y el mal, donde Barker convierte a Boone en el Moisés que debe guiar a los midianos a la tierra prometida y por ahí es donde dicen los mentideros que va a tirar la serie que el propio Barker está preparando como una secuela de la película.


CURIOSIDADES:
  • Christopher Lambert y Rutger Hauer opositaron al papel de Boone
  • El cuchillo usado por Cronenberg es un homenaje al que usaba Jack el Destripador en sus asesinatos
  • La película sufrió drásticos cortes por parte de la Fox y de Morgan Creek y no fue hasta 2014 que pudimos ver el corte original del director , donde por ejemplo sí vemos a Neil Gaiman
  • Tuvo un videojuego de 1990 llamado Nightbreed ( The Action game)
  • Viene serie en camino como ya he comentado y se avanza que será una secuela directa y cuyo rodaje si la pandemia lo permite, se iniciará este 2021
A FAVOR:
Barker, Cronenberg, sangre, violencia sin censura

EN CONTRA:
Hay escenas que no son aptas para estómagos sensibles y dura apenas hora y media. Pide más, mucho más 

NOTA OCHENTER: 8/10 Para ver sólo y de noche  

Vampiros: Los viajeros de la noche (1987, Kathryn Bigelow) Near Dark


Después de dirigir la interesante The Loveless (1981) junto con Monty Mongomery, Kathryn Bigelow acometió su siguiente proyecto en solitario.

Bigelow tenía en mente un western, pero tras serias dificultades para obtener financiación decidió mezclar la temática del western con la de los vampiros y así logró el visto bueno de una historia que escribió junto con Eric Red (Carretera al infierno, Acero azul). 

James Cameron - su futuro marido - le recomendó a parte del elenco actoral de Aliens (1986 , James Cameron) y así es como el difunto Bill Paxton, Lance Henriksen y Jenette Goldstein participan en la película. El reparto se completa con  Adrian Pasdar como Caleb Colton, Jenny Wright como Mae y Joshua John Miller en el papel de Homer.


No me voy a repetir sobre el cambio de paradigma que sufrió el cine de los vampiros en los 80, pero si leéis esta entrada o los comentarios a Noche de Miedo y Jóvenes Ocultos que escribí hace tiempo para el blog podréis conocer mi opinión al respecto.

Los viajeros de la noche forma junto con Noche de Miedo, Jóvenes Ocultos y El Ansia, el cuarteto de cine vampírico de los ochenta: son las mejores y más originales, pese a que haya otras interesantes.

Pero dentro del cambio radical que sufrió el cine de vampiros de los ochenta respecto a sus anteriores referencias, Near Dark se aleja del público juvenil (en esto coincide con El Ansia) y nos adentra en una pesadilla con forma de western sobrenatural al más puro estilo Peckimpah y tintes de road movie en la que un grupo de vampiros psicópatas dan rienda suelta a su violencia inmanente.



En una premonitoria escena, Caleb (Adrian Pasdar), nuestro protagonista, sufre una picadura de mosquito durante una bucólica puesta de sol acompañada por la BSO de Tangerine Dream. Caleb conoce a una preciosa Mae (Jenny Wrigth) que lo convierte y lo introduce en su "familia".

Como si se tratara de un Grupo salvaje (1969, Sam Peckinpah), la pandilla de vampiros utiliza la superioridad que les otorga su condición para cometer todo tipo de tropelías en una actitud nihilista total. Lejos de ocultar su identidad o permanecer en el anonimato siembran el caos por donde pasan disfrutando con cada nueva aberración cometida. 




La oscuridad, la suciedad, la crudeza de algunas de sus escenas conforman una película muy atmosférica acentuada por la mentada banda sonora de Tangerine Dream. Pero Los viajeros de la noche también es una historia de amor entre Caleb y Mae - los únicos de la banda que muestran reparos en matar - , una historia de da lugar a bellas secuencias que contrastan con el espíritu cafre de la película en general.

A destacar la mítica escena del bar en la que cortan el cuello a una chica para llenar una jarra con su sangre y luego asesinar a todos los presentes entre regocijo y carcajadas. 

También resulta muy curioso el proceso de "desvampirización" al que someten a Caleb y a Mae por medio de una transfusión de sangre, dando a entender que la maldición es una especie de virus sanguíneo y por tanto ofreciendo una explicación "científica" al mito vampírico (una desmitificación que ya nos adelanta el hecho de que no tengan colmillos).

En definitiva una película de obligada visión que reinterpreta el vampirismo de una forma muy original.

GERMÁN FERNÁNDEZ JAMBRINA


DEP BILL PAXTON