Presentación

Amantes de mundos fantásticos, bisoños aventureros en busca de tesoros, criaturas de la noche, princesas estudiantiles y fanáticos de cachas de postín, ¡sed bienvenidos!. Invitados quedáis a rebuscar en mi colección de VHS, acomodar vuestras posaderas en una mullida butaca, darle al play, y disfrutar de lo bueno, lo malo y lo peor que dio una década.

ADVERTENCIA: Aquí no se escribe crítica cinematográfica (ni se pretende). Las reseñas son altamente subjetivas y el único objetivo es aprender y disfrutar del cine y, por supuesto, de vosotros.

Pesadilla en Elm Street 3: Los guerreros del sueño (1987, Chuck Russell) A Nightmare on Elm Street: Dream Warriors


Años después de los incidentes en Elm St. Nancy se ha convertido en una psiquiatra especializada en terapia del sueño, pero Freddy también sigue en activo, y comienza a parecerse en los sueños de varios de ellos. Nancy los reúne a todos en busca de una forma de parar al monstruo. Para ello, los pacientes aprenden a desarrollar habilidades especiales en sus sueños. Alguno puede ser un mago, otro un superforzudo, un maestro en artes marciales... (FILMAFFINITY)


Sueño. Esos pedacitos de muerte. Como los odio. (Edgar Alan Poe)

Es el hijo bastardo de mil maníacos.

Pesadilla en Elm Street 3 es considerada por muchos seguidores como la verdadera secuela de Pesadilla en Elm Street (1984, Wes Craven), desterrando a Pesadilla en Elm Street 2: La venganza de Freddy (1985) al olvido. Ya he comentado el cambio de derroteros por los que se movía esta película así que no repetiré lo escrito y os recomiendo leer la reseña si queréis conocer mi opinión. Pero que Los guerreros del sueño hayan ameritado esta consideración no sólo se debe al fracaso de la segunda (en cuanto a su conexión con el público) sino a tres hechos claves en el resurgimiento de la saga: la vuelta de Wes Craven (reacio en principio a cualquier continuación de la original), en este caso como guionista y productor ejecutivo, el también esperado regreso de Header Langenkamp (que aceptó al conocer la involucración de Wes) en la piel de Nancy (también regresa John Saxon como su padre) y una trama que enlaza con la primera, fuertemente onírica y fiel al espíritu original.


Craven - quien disfrutó de gran libertad otorgada por los productores debido a lo esperado de su regreso - junto con Bruce Wagner , ideó una historia en la que los elementos surrealistas (influencias de Buñuel de por medio) y oníricos conformaban el armazón de la trama suponiendo una vuelta a las raíces y una extensión del universo de la saga que sería clave para las subsiguientes continuaciones. Pero este guion suponía partes técnicamente irrealizables así que Chuck Russell (que también dirige en lo que es un magnífico debut) junto con Frank Darabont lo reescribieron simplificándolo y dándole un toque más fantástico a la par de divertido: puede decirse que supone el inicio del Freddy Krueger cachondo del que disfrutaremos en entregas posteriores (“Bienvenida al horario de máxima audiencia, zorra” le espeta a una interna antes de estamparle la cabeza contra el televisor – por cierto, frase improvisada por Englund-). Russell y Darabont también incluyeron gran cantidad de imaginería sexual y símbolos fálicos que potencian ese surrealismo implícito (a lo que también ayuda mucho la desquiciada e inquietante música de Angelo Badalamenti) que señalaba al principio como idea de Craven y Wagner: la escena de la enorme serpiente/Freddy (¿adivináis a qué se parece?) es un gran ejemplo de esto. En cuanto a las magníficas secuencias oníricas podría destacar las que ocurren en el interior de la casa de Freddy (el cerdo que ladra) o la de Freddy como titiritero manejando a un desdichado joven como si sus tendones fueran hilos y encaminándolo a la muerte.





El reparto, a parte de los nombrados Header Langenkamp y John Saxon (a parte del omnipresente Robert Englund en la piel de Freddy), cuenta con Craig Wasson como doctor y un grupo de jóvenes vagamente conocidos entre el que destaca la bellísima Patricia Arquette en el rol de protagonista que coge el testigo de Nancy y que tiene el poder de introducir en sus sueños a los que la rodean. Este grupo, con la inestimable ayuda de Nancy, ahora como psiquiatra, tratará de enfrentarse a Freddy en su propio mundo al ser conscientes del poder que pueden desplegar en los sueños. Por otro lado, se profundiza un poco más en el origen de Freddy Krueger de la mano de su madre …

En definitiva, una película muy destacable que - pese a no estar exenta de incoherencias como la presencia fantasmal de la madre de Freddy o el deambular del esqueleto de este- es considerada por los fans (junto con la primera) como la favorita de la saga. En taquilla funcionó a la perfección recaudando casi 45 millones de dólares sólo en Estados Unidos con un presupuesto de cuatro y medio, hecho que catapultó a la productora New Line Cinema y dio paso a una cuarta entrega. Por cierto, cuenta con el grupo de heavy metal Dokken que aportan el tema Dream Warriors.


GERMÁN FERNÁNDEZ JAMBRINA







TRAILER


DREAM WARRIORS (DOKKEN)


ENTRADAS RELACIONADAS

1 comentario:

Rodi dijo...

Posiblemente mi entrega preferida de la saga, realmente entretenida y bien filmada por Russell, con ese tono cachondo que mencionabas y que en sucesivas entregas se iría apoderando de la saga.

Pd: Me alegra verte de nuevo escribiendo, a seguir así.

Saludos.