Presentación

Amantes de mundos fantásticos, bisoños aventureros en busca de tesoros, criaturas de la noche, princesas estudiantiles y fanáticos de cachas de postín, ¡sed bienvenidos!. Invitados quedáis a rebuscar en mi colección de VHS, acomodar vuestras posaderas en una mullida butaca, darle al play, y disfrutar de lo bueno, lo malo y lo peor que dio una década.

ADVERTENCIA: Aquí no se escribe crítica cinematográfica (ni se pretende). Las reseñas son altamente subjetivas y el único objetivo es aprender y disfrutar del cine y, por supuesto, de vosotros.

Critters (1986, Stephen Herek) Critters


La vida de la familia Brown se derrumba cuando unos letales carnívoros alienígenas llegan a su granja de Kansas. Atrapados en una pesadilla mortal, los aterrados Brown lucharán por sus vidas ...


Otra producción que le salió bastante rentable a la New Line Cinema, no comparable al éxito que supuso Pesadilla en Elm Street, pero nada desdeñable al recaudar la cantidad de 13 millones de dólares con un presupuesto de 2. Dio lugar además a una tetralogía en la que se pueden destacar las dos primeras partes y olvidar la tercera y la cuarta. Critters es un clásico ochentero muy ameno y divertido que conjuga ciencia ficción, terror y humor negro y se suma a la lista de películas en la que sus protagonistas son unas criaturas que sembrarán el desastre como es el caso de Gremlins, Hobgoblins, Munchies y Ghoulies. Critters, supone una película genuina de serie b, mientras que Hobgoblins, Munchies y Ghoulies, son una recalcitrante serie z; Gremlins, sin embargo, es una producción de primera categoría (de la Amblin de Spielberg, nada menos).

Pese a que pueda parecer que Critters surgió para subirse al carro del éxito de Gremlins, la verdad es que su guión (Domonic Muir), fue escrito antes que comenzase la producción de la película de Joe Dante. Entre sus actores destaca la presencia de Dee Wallace, Scott Grimes, M.Emmet Walsh, Billy Zane, Terrence Mann y Don Keith Oper. Dirige Stephen Herek (Las alucinantes aventuras de Bill y Ted, Rock Star), la música está compuesta por el premiado David Newman y de los efectos especiales se encargó la compañía de los hermanos Chiodo. 


La historia comienza en un asteroide conformado como una cárcel de máxima seguridad en la que están esperando la llegada de ocho critters, criaturas de apetito insaciable por a carne, pequeño tamaño, dientes de piraña y rodeados de púas como las del erizo que pueden lanzar a placer. Los critters lograr huir en una nave antes de ser encarcelados, pero para darles caza se envía a dos cazarrecompensas (de aspecto humanoide , pero con un rostro informe que puede mimetizarse con cualquiera que ellos elijan y así cobrar apariencia) de gatillo fácil y consecuencias francamente destructivas. Como veréis, este inicio puede recordarnos a, por ejemplo, el comiezo de El terror llama a su puerta (otra joya de serie b), cambiando las babosas por critters. Y cuando estas aterrizan en La Tierra, concretamente en un pueblo de la américa profunda situado en Kansas, la temática ya nos remite directamente a Gremlins, salvando las distancias, porque la carga de terror, sangre y mala leche (sobre todo por parte de las voraces criaturas) es muy superior.

 
A esta atmósfera terrorífica ayuda mucho la música del ya nombrado David Newman, así como que el grueso de la acción se desarrolle de noche y que se centre en el acoso de los critters a la familia Brown en su granja; el aspecto de los critters, con esos ojos rojos, enormes dientes y púas venenosas, y sus inmisericordes ataques en los que no dudan en mutilar y devorar todo a su paso, hacen el resto. No obstante, el humor está muy presente durante todo el metraje como durante las escenas de unos cazarecompensas - uno ha adoptado el aspecto de un cantante de rock famoso (Terrence Mann), y el otro cambia varias veces de aspecto para sorpresa de los habitantes del pueblo – que en su búsqueda de critters provocan más destrozos que ayuda. Otros momentos muy graciosos son las referencias a Cazafantamas en el logo de la camiseta de los jugadores de bolos o la conversación de un critter con un peluche de E.T. preguntándole: ¿Esta no es tu casa, verdad? Y acto seguido devorarle la cabeza (recordemos que Dee Wallace era Mary, la madre de Elliot en ET).



En cuanto a los actores, a parte de Wallace, destaca la actuación de un joven Scott Grimes que fue nominado a la categoría de mejor actor joven en varios festivales. Hablando de personajes, mis favoritos son el cazareompensas Ug (Terrence Mann) y el paleto alcohólico Charlie (Don Keith Opper) obsesionado con los extraterrestres. Como curiosidad señalar que existe un final alternativo algo más amargo para los Brown, puesto que no recuperan su casa.

En definitiva, un clásico ochentero muy disfrutable e indispensable.

GERMÁN FERNÁNDEZ JAMBRINA




TRAILER


FINAL ALTERNATIVO



ENTRADAS RELACIONADAS

Critters 2

1 comentario:

Miguel López Casellas dijo...

Totalmente de acuerdo, no es un peliculón pero es entretenida e indispensable :-)