Presentación

Amantes de mundos fantásticos, bisoños aventureros en busca de tesoros, criaturas de la noche, princesas estudiantiles y fanáticos de cachas de postín, ¡sed bienvenidos!. Invitados quedáis a rebuscar en mi colección de VHS, acomodar vuestras posaderas en una mullida butaca, darle al play, y disfrutar de lo bueno, lo malo y lo peor que dio una década.

ADVERTENCIA: Aquí no se escribe crítica cinematográfica (ni se pretende). Las reseñas son altamente subjetivas y el único objetivo es aprender y disfrutar del cine y, por supuesto, de vosotros.

Diner (1982, Barry Levinson) Diner


Portentoso debut a la par de atípico que conecta directamente con películas como American Graffiti (1973, George Lucas), aunque proviniendo de un director tan ecléctico como Barry Levinson (El secreto de la pirámide, Rainman, Sleepers, Esfera …) no resulta precisamente chocante.

Diner cuenta las andanzas de un grupo de veinteañeros de Baltimore a finales de los años 50. Combinando drama y humor nos habla de sus problemas, anhelos y pasiones en su etapa de transición a la vida adulta para ofrecernos un retrato universal del modo de vida del joven medio en aquel momento y lugar y construir un relato semi-autobiográfico de esta historia coral de la que también fue guionista. Para ello reclutó a un grupo de actores novatos primando la homogeneidad del grupo frente a estrellas individuales; no obstante, es difícil no hacer comparaciones y no ver que un tío como Mickey Rourke se zampa al resto de compañeros (entre los que se encuentras Steve Guttenberg, Daniel Stern, Kevin Bacon, Tim Daley y Paul Reiser) con patatas y salsa.



Para disfrutar de Diner hay que olvidarse de un relato lineal y zambullirse en distintas situaciones que varían entre discusiones absurdas en cafeterías a altas horas de la madrugada, conversaciones eruditas sobre música y la cruzada de Robert (Rourke) para pagar sus deudas. Y si por algo destaca es por la naturalidad que destilan sus secuencias. Para ello Levinson potenció mucho la relación de camaradería del reparto fuera de las cámaras y dio pie a múltiples improvisaciones cuando bajaba la claqueta.


En taquilla resultó un éxito modesto recaudando unos catorce millones con un presupuesto de cinco, pero en cuanto a críticas los resultados fueron excelentes. 


GERMÁN FERNÁNDEZ JAMBRINA



TRAILER


ENTRADAS RELACIONADAS

2 comentarios:

Rodi dijo...

Me encanta esta película, el guión es formidable y los actores están geniales, aunque como tú, también creo que Rourke destaca por encima del resto casi sin esforzarse. "Diner" guarda ciertas semejanzas con otra película de Levinson, "Liberty Heights", si no la has visto, te la recomiendo.

Saludos.

Germán Fernández dijo...

La verdad es que no la he visto, Rodi. Anotada queda en mi interminable lista de pelis pendientes.

Un saludo.