Presentación

Amantes de mundos fantásticos, bisoños aventureros en busca de tesoros, criaturas de la noche, princesas estudiantiles y fanáticos de cachas de postín, ¡sed bienvenidos!. Invitados quedáis a rebuscar en mi colección de VHS, acomodar vuestras posaderas en una mullida butaca, darle al play, y disfrutar de lo bueno, lo malo y lo peor que dio una década.

ADVERTENCIA: Aquí no se escribe crítica cinematográfica (ni se pretende). Las reseñas son altamente subjetivas y el único objetivo es aprender y disfrutar del cine y, por supuesto, de vosotros.

Pesadilla en Elm Street 4: El amo del sueño (1988, Renny Harlin) A Nightmare on Elm Street 4: The Dream Master


Cuando el sueño profundo cayó sobre los hombres, me sobrevino un temor y un estremecimiento que hizo temblar todo mi cuerpo.


Dado que la tercera parte (Pesadilla en Elm Street 3: Los guerreros del sueño) fue la más taquillera de la saga, la New Line Cinema no se lo pensó dos veces para dar continuación a las andanzas de nuestro cabroncete onírico favorito.


Entre los nombres que sonaban fuerte para dirigir (inexplicablemente) se encontraba el de Renny Harlin, un realizador poco experimentado de nacionalidad finlandesa que no entusiasmaba precisamente al productor Bob Shane, pero que al final fue elegido por su insistencia y al no convencerle tampoco ningún otro candidato. Harlin tuvo muy claro que el verdadero héroe de la historia debía ser Freddy Krueger y continuó la senda de ese humor negro que ya se había instalado en la tercera parte. Además, el hecho de que una inminente huelga de guionistas amenazase el rodaje, propició que sólo diesen siete días a Brian Helgeland (Mystic River, L.A Confidential) para escribir un guion basado en una historia suya y de su amigo William Kotzwinkle. Esto hizo que resultase muy general e incompleto, por lo que se improvisó mucho y Harlin se inspiró en sus propias pesadillas juveniles para las que acontecen en la película.



Pesadilla en Elm Street 4: El amo del sueño enlaza directamente con Los guerreros del sueño. Los supervivientes Kristen (Tuesday Knight en lugar de Susanna Arquette), Kincaid (Ken Sagoes) y Joey (Rodman Eastman) prosiguen su vida después de los terribles acontecimientos vividos en el psiquiátrico. Pero de nuevo Kristen siente la presencia de Freddy y arrastra a sus amigos a sus sueños, hasta que de la forma más abolutamente absurda y estúpida (un perro que mea fuego, ¡por Dios!) Freddy resucita y tomará nuevamente venganza. Pero no creáis que Kristen vuelve a ser la fémina protagonista, esta pasa el testigo a Alice, la hermana de su novio Rick, y esta irá adquiriendo los poderes del grupo de amigos que Freddy irá liquidando uno a uno hasta que se enfrente a él.

Lo más interesante de esta parte, que por lo demás repite muchos clichés de las precedentes, es que, además de resultar muy divertida y entretenida, amplía las secuencias oníricas ofreciéndonos algunas realmente impactantes como la del beso de tornillo de Freddy a la asmática y empollona Sheila, la conversión en el bicho que más odia de Debbie, la pizza de almas, el bucle onírico o la de las almas luchando por escapar del pecho de Freddy; espectaculares secuencias obra de artistas de los efectos especiales como John Carl Buechler y Steve Johnson, que hacen de esta parte una de las más recordadas. La música, ambiental, electrónica y gótica es obra de Craig Sagan.




Pesadilla en Elm Street 4: El amo del sueño debió ser el punto y final de una saga que con esta entrega dio todo lo que tenía que dar. Pero al lograr superar a la tercera parte en recaudación (recordemos que hasta ese momento había sido la más taquillera de la saga) al lograr casi 50 millones de dólares, la quinta parte no se hizo rogar. A partir de este punto el declive fue considerable, y, a pesar de contener elementos más o menos interesantes, las siguientes secuelas jamás alcanzarían la magia de estas cuatro primeras.

GERMÁN FERNÁNDEZ JAMBRINA



TRAILER


ENTRADAS RELACIONADAS

1 comentario:

Rodi dijo...

Coincido contigo después de esta película vino el declive... hasta "Freddy contra Jason" que personalmente me lo paso como un enano con ella. De ésta destacaría el momento bucle, la escena de la chica con las pesas y como se rompen sus brazos, la muerte con la chica dentro de la cama de agua, el beso de la muerte de Freddy y esa pelea kung fu final. Divertida y muy entretenida.

Saludos.